ECONSCIENTES.COM ...piensa diferente, actúa diferente
Nimega, Capital Verde Europea 2018



La ciudad alemana de Essen pasa el testigo a la holandesa de Nimega el próximo día 20 de enero, como Ciudad Verde Europea 2018.

El galardón, que fue inaugurado por Estocolmo en 2010, reconoce el esfuerzo que ciudades europeas realizan para hacer de su entorno urbano un lugar más digno y agradable en el que vivir, y que las iniciativas llevadas a cabo por esas ciudades sirvan de ejemplo para otras urbes europeas. Dos de cada tres europeos viven en ciudades. El crecimiento de las éstas supone enfrentarse a problemas ambientales y económicos que afectan a la calidad de vida del entorno.

Es esencial que las ciudades sean más “verdes” para alcanzar el objetivo primordial del Acuerdo de París sobre el cambio climático que consiste en limitar el aumento de la temperatura media mundial lo más cerca posible de 1,5 grados centígrados. El papel de las ciudades es particularmente importante dado que es en las zonas urbanas donde se consume la mayor parte de la energía mundial y donde se producen la mayor parte de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Nimega es una ciudad de más de 170.000 habitantes, situada en el sureste de Holanda, muy próxima a la frontera alemana y regada por el río Waal, un brazo holandés del río Rhin, y que le provoca tanto alegrías como tristezas a los habitantes de este país tan llano.

Es una ciudad con mucha historia y en 2005 celebró sus 2000 años de su existencia. La cercanía de la ciudad a la frontera alemana no le trajo buenas consecuencias durante la Segunda Guerra Mundial: fue la primera ciudad invadida por el régimen nazi y, confundida por su cercanía con una ciudad alemana, bombardeada por los aliados. El resultado fue la práctica destrucción de la ciudad, que hubo de reconstruirse en semicírculos concéntricos, dejando la parte más antiguo próxima al río.

Eso provocó que las zonas residenciales, las de trabajo y las de ocio estuvieran segregadas, y sin embargo, hoy se ha conseguido que las áreas de oficinas se hayan convertido también en modernas zonas residenciales.

Uno de los objetivos que han convertido a esta ciudad holandesa en la capital verde europea ha sido el de involucrar, lo más posible, a ciudadanos y empresarios para hacer una ciudad más saludable y próspera. El objetivo de planificar todas sus acciones futuras pretende hacer de la ciudad lo más eficiente posible energéticamente para el año 2045 y que deje de afectar al cambio climático para el año 2050. Para ello quiere contar con todas las partes interesadas: habitantes, empresarios e instituciones académicas locales para que participen en iniciativas de tipo medioambiental que pueden afectar tanto a infraestructuras o proyectos de biodiversidad. Así, se pretende aumentar los espacios verdes en el centro urbano, o construir un parque de molinos de viento que suministren energía y cuyas turbinas han sido compradas gracias a la participación en acciones de ciudadanos, lo que ha supuesto que entidades financieras también se involucren en los proyectos.

Fuente: www.cdecomunidaddemadrid.wordpress.com

Comentarios
-
Siguenos en:
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter
Patrocinador


Patrocinador


Patrocinador


Patrocinador


Patrocinador


Contactenos
Quienes somos

Todas las marcas, productos, emblemas y logos empleados en este lugar son marcas registradas de las respectivas compañías.


Medellín - Colombia - Suramérica
© Copyright 2004 - 2018 ® Todos los Derechos Reservados